La transformación digital ha muerto, larga vida a la nueva transformación digital

Siento ser el portador de las malas noticias, pero la transformación digital ha muerto. Si te ha pillado el toro, lo siento. Si estabas pensando cómo ponerla en marcha en tu empresa, llegas tarde. Si empezabas a formarte porque puede ser una buena salida profesional, has perdido el tren.

 

Justo ahora cuando todo el mundo habla de transformación digital y negocios digitales voy yo y te digo que ha muerto. Ya te lo adelanto, no soy un visionario, ni estoy loco (todavía, o eso creo 😉 ), pero lo que es cierto es que tal y como muchas empresas y agentes del cambio la defienden actualmente ya no es un concepto válido, ha muerto.

 

Me explico. En la Guía sobre transformación digital de negocios, te contaba que todo se basa en tres pilares: las personas, la tecnología y los procesos.

 

Y sigo pensando lo mismo, sólo que hay que cambiar el enfoque. La mayoría de lo que se escucha sobre transformación digital, es un compendio de Internet of Things (IoT), big data, SaaS, marketing digital, cloud computing y demás “entes” tecnológicos que apuestan por hacer más fácil y mejor la vida de las empresas, enfocadas en que el cliente y/o usuario compre o vuele o use tales productos.

 

Transformación digital para dinosaurios

 

No es que sea un enfoque equivocado, es que que tal y como comentaba Michiel van Eunen en su charla, Gamificación para Dinosaurios, en el Gamification World Congress:

 

“la mayoría de los sistemas están diseñados poniendo foco en las funciones que realizan…,”

“… con el propósito de ser eficientes y conseguir que el trabajo se haga rápidamente”

“… y asumiendo que los trabajadores harán su trabajo, (porque para eso se les paga)”

 

 

Pero este planteamiento, ya no funciona. Está muerto.

 

Lo que quiero decir, es que las apuestas para transformar digitalmente una empresa, se centran en los procesos y en la tecnología, dejando de lado la parte más importante de la ecuación, las personas.

 

Cuando escucho hablar o leo blogs de profesionales o empresas sobre transformación digital, hablan sobre cómo la tecnología consigue mejorar tal o cual proceso, pero no es tan común escuchar cómo impacta en la experiencia del cliente o cómo conseguirá que el empleado se sienta más comprometido con su empresa o qué hará que se incremente el engagement del usuario, haciendo que viva una experiencia memorable con nuestro producto o servicio.

 

Soy un firme defensor que la tecnología es un medio y no un fin. El fin son las personas, los empleados, los usuarios y los clientes; y las personas, nos movemos por las experiencias que vivimos, las buenas y las malas.

 

las personas nos movemos por las experiencias que vivimos, las buenas y las malas -          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

La nueva transformación digital se basa en las experiencias de las personas

 

Ya daba hace un tiempo mi propia definición sobre transformación digital, donde argumentaba que tenía que estar centrada en las personas. Este punto sigue vigente, pero ahora hay que ampliarlo.

 

No sólo debe estar centrada en la persona, sino que la nueva transformación digital de la empresa tiene como pilar fundamental la experiencia de la persona, en su totalidad.

 

Estos son los puntos donde poner foco:

  • De personas centradas en las personas: Piensa primero en las personas a las que impacta tu negocio, empleados, clientes y usuarios. Piensa en qué necesitan, cómo lo necesitan y por qué lo necesitan, porque poner el foco en las personas facilita que las cosas sucedan.

 

  • Engagement: O lo que es lo mismo, el compromiso que tiene el empleado, el cliente y/o el usuario contigo, con tu marca, con tu producto/servicio. Analiza el engagement que consigues con las acciones que lleves a cabo, corrige, adapta e implementa de nuevo.

 

  • Define la experiencia del empleado, del cliente y del usuario: Cuando realices la transformación digital de tu empresa, piensa primero en cómo puedes conseguir que la experiencia que tengan tus empleados, tus clientes y tus usuarios sea aquella que tu quieres que sea, y llévalo a cabo.

 

 

  • La tecnología y los procesos al servicio de las personas: Empieza pensando en las personas y en cómo afecta a su “experiencia de viaje”. Define qué quieres que sientan en cada momento, cambia los procesos y adapta la tecnología para conseguir que se cumpla.

 

En conclusión, la nueva transformación digital se basa en las personas y lo que sienten, cambiando los procesos y utilizando la tecnología para conseguir que la experiencia que hacemos vivir al usuario sea única y memorable.

Derechos de foto 1

 

5 Me gusta
2 Comments
  • Carlos Izquierdo López
    julio 3, 2016

    Amigo Enrique, esto que nos explicas no es nada nuevo para mi. Hace tiempo que llegué a la misma conclusión que tu has llegado, lo celebro. Y que conste que yo tampoco soy ningún visionario. Simplemente, como diría nuestro José Ortega y Gasset, soy un espectador y suscribo su celebre “El progreso no consiste en aniquilar hoy el ayer, sino, al revés, en conservar aquella esencia del ayer que tuvo la virtud de crear ese hoy mejor” , y pienso que precisamente se refería entre otras cosas: a las personas.

    Y ahí está, desde un primer momento la tecnología se ha convertido en LA herramienta no en UNA herramienta. El matiz es muy importante. En la enseñanza el ejemplo es clarísimo con la implantación de los ordenadores…. ¿te acuerdas de la campaña de los ordenadores portátiles para cada alumno? y así podemos continuar con muchas otras cosas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *